jueves, 24 de julio de 2014

LOS TESTIGOS DE LA INDOLENCIA

El mundo se ha convertido en un espiral de inexactitudes. Todos hablan pocos cumplen Los líderes mundiales encapsulados en sus cumbres y todos esperando humo blanco.  La televisión y las redes sociales elucubrando teorías, analizadas por expertos del medio ambiente, otros en experiencias interpersonales, connotados árbitros del planeta tierra;  donde seguramente los observatorios en el valle del esquí aprecian mejor el "espectro estelar de la indolencia". La gente se regocija en el agitado mundo que se nos presenta,  comprando, acumulando bienes; ya que su desesperanza no es escuchada por los líderes mundiales. Se caen aviones, mueren miles de niños, guerras y la "indolencia" dice: "otro vez más".  Vivimos en una apatía que se nos transmitió por la inercia de los líderes que no lideran.  Vienen los "drones"(aviones no tripulados) a dejar un paquete pedido "online" y otro disparando en una guerra en algún lugar del mundo.  Somos aniquilados por superficialidad que va minando nuestro instinto más puro como la COMPASIÓN.    Imaginemos a Churchill, Eisenhower, Reagan, Thatcher Mandela, Sor Teresa de Calcuta y Maya Angelou dirigiendo los destinos planetarios con la visión profunda de formar grandes equipos de trabajo, para devolver a la tierra  los telescopios observantes que encuentren el brío perdido.   

miércoles, 23 de julio de 2014

SIENTO EL PARAÍSO EN TU VOZ




Siento el paraíso en tu voz,
esa lejanía dispersa que nunca oscurece tu belleza;
siempre tu voz en la osadía vibración que no estás más allá
de mi distancia;
repertorio de una luz que atraviesa todos los muros que
nos anunciaron que no había final.

Esa voz en la profundidad,
escondido revuelo de tu apreciar,
apreciar que tu resonancia destila la fibra óptica que las mareas
regalan,
una suave bruma recubriendo ese sonido a lo lejos,
te escucho,
la marea hoy me dijo que no me olvidas un segundo.
Ese despertar,
ahí  está tu pensar;
ese anochecer,
ahí  está tu repensar.

Estampada en la soledad de mi pensamiento,
arrastrada por esa fuerza que relaciona tú ser con el mío,
te adoro,
adoro evocar el desgarro de tu presencia.
Al final esa voz me recuerda no hay más fuerza que traerte
a mi lado,
voz de mi vida te escucho sin reservas.










lunes, 21 de julio de 2014

JORGE LUÍS BORGES, OBRAS COMPLETAS II "La Aventura y el Orden"



"LA AVENTURA Y EL ORDEN"

Dice Borges:  "La Aventura y el Orden a la larga, toda aventura individual enriquece el orden
de todos y el tiempo legaliza innovaciones y les otorga virtud justificativa."

"Toda aventura es norma venidera, toda actuación tiende a inevitarse en costumbre.  Hasta los
pormenores del cotidiano vivir -nuestro vocabulario al conversar con determinadas personas, el peculiar linaje de ideas que en su fragilidad frecuentamos- sufren ese destino y se amoldan a causes invisibles que su mismo fluir profundiza.  Esta verdad universal lo es doblemente en lo atañadero a los versos, donde la rima es hábito escuchable y en que los cíclicos sistemas de estrofas pasan fatales y jocundos como las estaciones del año..."

"La Aventura y el Orden... A mí me placen ambas disciplinas, si hay heroísmo en quien las sigue.  Que una no mire demasiado a la otra; que la insolencia nueva no sea gaje del antiguo decoro, que no se ejerzan muchas artimañas a un tiempo.  Grato es el gesto que en una brusca soledad resplandece; grata es la voz antigua que denuncia nuestra comunidad con los hombres y cuyo 
gusto (como el de cualquier amistad) es el de sentirnos iguales y aptos de esa manera para que nos
perdonen, amen y sufran.  Graves y eternas son las hondas trivialidades de enamorarse, de caminar, de morir."

A pesar que en el escrito "La Aventura y el Orden", Jorge Luís Borges hace como referencia a la escritura, y más precisamente a la poesía, podemos tomar sus reflexiones para regocijarnos con la vida misma, con el arte de la palabra en sí;  la cual a través a su magia imaginativa nos conduce a muchos causes de la vida misma. 

Cómo no tomar la "aventura" de un nuevo día que se avecina con "orden" en un tiempo establecido, pero que nos sorprende a diario con imponderables que fuera de todo "orden" lógico se escapan de nuestra planificación...Los versos aventurados y esa pasión de encantar con los palabras lo volvemos a ordenar después de un repaso... Ese "orden" nos genera gran alegría de ver esa melodía terminada.  Los días  nos traen la "aventura" de ese viaje tan esperado, doblar por esa calle desconocida y encontrar una estatua majestuosa y una fuente  iluminada de colores, esa pareja sonriendo en un café.  La "aventura" de conocer a esa persona que con una mirada traspasó nuestra alma...¿Salimos hoy?.  -Te quiero conocer más-.  El "orden" se nos desordenó pero nos regaló fulgor... Esa amistad que perdona,  y en su profundidad  recurre al silencio y por años recupera los mismo momentos que les vio nacer... Como dice Borges tanto por "La Aventura y el Orden", "que una no mire demasiado a la otra";  dejarlas que fluyan sin atropellarse pero con la fineza de una buena sinfonía.

martes, 24 de junio de 2014

VICTOR HUGO



Victor Hugo nació el 26 de febrero de 1802Hijo de un general de Imperio, poeta precoz, Victor Hugo participa en el premio de poesía de la Academia con 15 años de edad. Primero tentado por la forma clásica con las Odes [Odas] (1822) y Ballades [Baladas](1826), muy pronto, su Préface de Cromwell [Prefacio de Cromwell] le convierte en el jefe de la nueva escuela romántica (1827). Tras los Orientales, en los que hace de la libertad el elemento esencial de la creación, la representación de Hernani en el Théâtre-Français, el 26 de febrero de 1830, firma el triunfo del romanticismo.
Casa natal de Victor Hugo en Besanzón
De ahora en adelante famoso, Victor Hugo publica poesías, una novela, hace representar dramas: Notre Dame de Paris [Nuestra Señora de París] y las Feuilles d’automne [Las hojas de otoño] (1831), Lucrèce Borgia [Lucrecia Borgia] y Marie Tudor [María Tudor] (1833), les Voix intérieures [Las voces interiores] (1837),Ruy Blas (1838), les Rayons et les Ombres [Los rayos y las sombras] (1840), le Rhin [El Rin] (1842), Los Burgraves (1843). Pero el trágico accidente de su hija Léopoldine, quien se ahoga en el Sena, marca un profundo cambio (1843).
Nombrado Par de Francia, el 15 de abril de 1845, Victor Hugo se dedica a la vida política, bajo Luis Felipe, y posteriormente durante la IIa República. Pero al oponerse al golpe de Estado de 1851, proscrito, se exilia a Jersey y posteriormente a Guernesey, donde hasta 1870 vive en la oposición. Se publican Napoléon le Petit [Napoleón el Pequeño] (1852) y Les Châtiments [Los castigos] (1853), Les Contemplations [Las contemplaciones] (1859), La Légende des siècles [La leyenda de los siglos] (1859), Les Misérables [Los Miserables] (1862).
De regreso a París con la caída de Napoleón, Victor Hugo defiende las instituciones republicanas, lucha por la amnistía de los Communards (combatientes de la Comuna de París). Este es el sentido de su última novela, Quatrevingt-treize [Noventa y tres]. Se le honrará con funerales nacionales en el Panteón.








domingo, 22 de junio de 2014

EL CIELO DE PARÍS







Resplandeciente tu palabra,
resplandeciente corazón,
brillo  de pensar iluminando el cielo de París.

París lleva tu nombre y la nube pasajera lo trae
al otro lado del mundo,
cubriendo de belleza,
esas calles de placer,
café humeante arraigando predilección;
el cielo de París te forjó,
ritual armonioso  que alberga la ilusión de tu rostro.

Candente melodía;
la cúpula de esa majestuosa arquitectura nos luce;
los pasos reiterados,
nunca olvidados;

el cielo de París me ha escuchado.

sábado, 21 de junio de 2014

EN LAS HORAS PREVIAS A TU ENCUENTRO



En las horas previas a tu encuentro,
el susurro del viento me aleja el corazón;
palpitando colores explota de emoción.

Primavera de los sentidos,
no amedrenta el vendaval de pasiones,
por diversas variaciones cambia de vía.

La brisa me devolverá el instante ,
donde tu  mirada estalló en colores.

No me digas palabras, no me digas nada,
el silencio será la alegría que derrama tu voz.

Si el tiempo me hubiera advertido,

otro soplo de caricias habrías tenido.

Nadie advierte lo desconocido,
la agudeza de tus sentidos lo innecesario queda estancado.

Si por un día cruza la felicidad por nuestro espacio,
los castaños cantarán y nuestras hojas caerán.

Me estremeceré al verte, 
incapacidad de reaccionar recubro de temple la felicidad.

Si la distancia maneja nuestro inconsciente remitiendo todo al presente.
Un solo llamado,
te estoy viendo donde no lo siento y te siento donde te presiento.

Más tarde encontrarás mi espacio, 
entrarás cabalgando;
un atisbo bastará para recuperar lo que hemos vivido.

Ese atardecer nos encontró, 
el ruido de la ciudad custodiando la profundidad de nuestro encuentro.



domingo, 8 de junio de 2014

Compañera de viaje (bus rojo)



Ese bus rojo;
mi compañera de viaje,
el colegio terminó;
esa ingenua sonrisa,
desatada estrella de un mirada al río: "bajo la marea"; 
ya no llueve: ¿ves el arco iris?
Su hermano contempla;
dormita con sus audífonos;
ella sigue su camino de sana observación,
el cielo de Londres refleja su maravillosa inquietud;
ella vive mostrando su transparencia en ese bus rojo;
segundo piso: todo lo ve en panorámica elocuencia que sólo su risa traviesa niñez de ensueño;
mi compañera de viaje bajó;
me dejó un dulce regalo;
en "Beaufort Gardens" todo se evaporó.