sábado, 30 de agosto de 2014

Divaga en una nube




Ese suspiro enterrado en cada acción de pensar que el tiempo divaga en una nube. 
Nube paseando los resabios de la naturaleza, ese perro encantador moviendo 
su cola y dando fulgor a la llamada del corazón. Esa estrella reflejando la silueta
que tú le quieras dar. Pinta tu  vida de colores; armonía sostenida entre decir y visualizar; 
el silencio de tus pasos en la arena, serenidad mirando al cielo, abriendo los brazos, 
te atrapó el más dulce de los deseos; ahora los esculpes en terrnura y arrastras lo olvidado que ya es pasado.


jueves, 28 de agosto de 2014

TODO PUEDE CAMBIAR







Hay días que la vida se convierte en una pesadilla, y nos preguntamos si será por mucho…
Nuestros tiempos van dando el sonido que dejará entrever si todo se disipará, o la neblina y una llovizna serán impenetrable en nuestros  corazones.

Y la pregunta será:  ¿Es que sólo a mi me pasan estas cosas? Nos rebelamos ante la "injusticia divina” por segundos, días, meses y años… Y qué hay de esos avatares del día a día, que se convierten en “rabia” y muchas veces en acusaciones e impertinentes epítetos a las personas que nos quieren o nos rodean. 

Luego, como en los terremotos, tormentas, huracanes…sale el sol y ese rayo despeja nuestra mente por un tiempo.  Nos ponemos en campaña para enmendar lo que  entorpece el avance; y ahí está la clave, poner orden en la “casa”, respirar, reflexionar y tomar al “toro por las astas”. Hay momentos impenetrables, pero quedan en la ventana esperando por el arco iris que asome la cordura y regale, nuevamente, el alma al cuerpo.

Lo reconfortante es ese apoyo de familiares, amigos, novios, ex novios, ex maridos, el cartero, el ser invisible ante nuestros ojos que nos puede dar con una sola palabra ese "algo" nos haga recapacitar  y encontrar nuestro camino de la manera más insospechada.  Insospechado son los caminos de todos los días al salir de nuestras casas, insospechados son las excusas que tenemos para no ponernos de pie.  Ahora y aquí tenemos el gran triunfo de expresar el amor de muchas maneras y darnos tiempo para un “te quiero” y olvidar los rencores.  Alejemos esas nubes. Sí, es fácil decirlo, y difícil practicarlo; pero no faltará ese mensaje de donde sea, que abrirá los altavoces de nuestro corazón y hará resurgir la voluntad de creer y tener fe que todo puede cambiar, AHORA, YA…


martes, 12 de agosto de 2014

DESTINO ROBADO, Capítulos 1 y 2


Londres, 16 de octubre de 2012

 La mañana de ese día fue diferente…

El haber visto  a esa niña saltando  rememora instantes arrastrando la profundidad de mi alma.

Mi mano tiembla y me cuesta controlar mis movimientos, es una fuerza extraña…
Mi mano se va directamente a la mejilla izquierda a la altura de la oreja…
La lluvia golpeaba fuerte la ventana y los truenos retumban en mi oído. Ese miércoles no fue igual, al levantarme un escalofrío me recorría el cuerpo, me duché y al afeitarme sentí la hoja de la rasuradora como un cuchillo. La sangre corría en mi cuello y el espejo recorría mi palidez. El tiempo se desvaneció en mi cuerpo.  Y me envuelve una nube que me sacude, trato de tomar algo para no caer al vacío.  Lo único que recuerdo es ese resplandor turquesa. La nube me aspiro.

Veo  lugares que sólo imaginaba y leía en los mapas”.

Un ruido me rompe la cabeza. Aterricé en un sillón de cuero blanco. Quedé atrapado y fui despertando poco a poco, mis manos transpiran. La habitación se remecía como un terremoto, me levanté casi no podía sostenerme;  y una luz  intermitente me encandiló. Es una habitación en la que no recuerdo haber estado antes.  A mi alrededor paredes completamente pintadas en el color del destello. El piso de madera reluciente. Una chimenea dando calor a la habitación. No hay ventanas. La puerta con cuatro cerraduras de bronce. El destello dejó la claridad y me encontré con paredes tapizadas de mi vida,  fotografías desde  mi niñez hasta el día en que me hice el corte en la mejilla. Felicidad, asombro, remordimientos y ese aturdimiento, el cual se da sólo cuando me afeito. 

“Ahí veo a mi madre corriendo.
Mis seis años inquietos;  me caí de un árbol en el jardín de la casa y me azoté la cabeza. El doctor me recomendó reposo y estar vigilante por si tenía algún otro síntoma. Nada pasó”.

Hasta hoy… veo sangre en un río…tierras lejanas.  Me robaron mi destino.








Londres, 1982

El cementerio de “Bunhill fieldses mi jardín.  Nuestro departamento mira a ese maravilloso parque donde el silencio contempla la naturaleza, silbido de los árboles que anunciaban el otoño.  El departamento de puerta roja en Bunhill Row es la felicidad de mis padres. 

Por estar en un barrio londinense inserto en la ciudad financiera, mi vida es singular.  Las luces de los edificios frente al nuestro no duermen.   Los oficinistas raudamente con la mirada perdida se detienen a tomar el diario de la tarde, donde seguramente algún hecho de sangre ronda el país. 

En mi habitación tengo un escritorio mirando a la ventana, me entretengo cuando las gotas de agua de la copiosa lluvia resbalan y una sonora melodía transita por mi mente.  Al no tener hermanos,  mis pensamientos van a la deriva; un gran atlas y un telescopio resplandecen mis horas en solitario.  Después del colegio, voy con mis amigos a pasear por “Bunhill fields”. ¿Quién va a un cementerio a jugar, se preguntarán?  –Yo.- Todos mis amigos tratando de agarrar la pelota que se desliza hasta la tumba de Daniel Defoe,  dos botes y llega a un  orificio y se detiene en otra tumba, un nombre: Eleanor.  Bonito nombre Eleanor. 

Nos  imaginamos a Robinson Crusoe, tantas aventuras en esa isla desierta.   Me quedo aquí horas, registro atentamente si hay alguna grieta nueva en las lápidas y cuento las rosas rojas que son dejadas en la tumba de E. C.

Mis pasajes me atrapan y vuelvo a desconectarme.  Eleanor corriendo con su vestido Azul y un lindo collar de turquesas. 

“Salta, salta, ven vamos a buscar un escondite”  “No tengas miedo, me vuelve a repetir”. 

Mis amigos me hablaron del “fantasma de la cuadra”, no quería ni saber las cosas que ellos observaron.  Lo único que recuerdo es que corre muy rápido y tiene un collar con unos destellos maravillosos. 

Mis ojos enceguecieron por unos instantes y cuando volví a abrirlos, ella había desaparecido.  Me concentré y la vi en los tiempos de la peste negra que azotó a Londres. 

Eleanor regala felicidad, alegre y muy inteligente, además de una belleza sublime.  Siempre usaba el collar de turquesas que le había regalado su abuela.  Su padre un destacado médico, le traspasó la llama social para poder enfrentar la ayuda en casos de emergencia.   

“Cada vez que mi habitación queda a oscuras siento ese escalofrío; me paralizo mirando a los soldados alineados en la repisa”.

Hoy fui a buscarla; y mi intuición me dice que es por algo.
Apareció en una tumba con el nombre de “Alfred Wilkes”
Un manto blanco trasparente la envolvía, emanaba luces azulosas, como que el cielo la arropaba.
Me dijo:
-Leo, mira mi jarrón ¿te gusta? tiene mis iniciales en oro”.
-Ya veo Eleanor, que lindo jarrón, con esas letras lustrosas: E.C.   

"Todas las noches antes de acostarme me tomo un chocolate caliente con un poco de canela.  -Tú debieras hacer lo mismo-.  Las noches se convierten en sueños y viajes placenteros, tus oídos escuchan los pájaros y cantos que reconfortan el amanecer".

Corrió,  salto un pequeño charco;  y se esfumó.
                                                                          Compra aquí:  DESTINO ROBADO

jueves, 7 de agosto de 2014

"DESTINO ROBADO" C.M. PATON









"DESTINO ROBADO", YA ESTÁ A LA VENTA EN       AMAZON, COMPRA AQUÍ: Destino Robado (Spanish Edition)









                                                                                                                                         DESTINO ROBADO"Me robaron mi destino o fue que mi destino me buscó", son las preguntas que Leo Glim se hace al despertar en una habitación con cuatro pestillos de bronce y recostado en un sofá de cuero blanco. Un profundo letargo  lo  aturde y al ir despertando abre la puerta y se ve en una comunidad de viñateros en la zona de "San Alfonso" en Chile.  ¿Cómo llegó Leo desde Londres hasta esas tierras?  "Lo único que recuerdo, es que cuando me afeitaba me hice un corte  en la mejilla, fue muy profundo y luego ese destello enceguecedor".  "San Alfonso" esconde intrigas y misterios que irán despertando lo más recondito del pueblo cordillerano.  Leo tiene una misión y no volverá a Londres hasta descubrir las extrañas situaciones que enlodan con sangre el río de "San Alfonso".  Nada es lo que parece...




jueves, 24 de julio de 2014

LOS TESTIGOS DE LA INDOLENCIA

El mundo se ha convertido en un espiral de inexactitudes. Todos hablan pocos cumplen Los líderes mundiales encapsulados en sus cumbres y todos esperando humo blanco.  La televisión y las redes sociales elucubrando teorías, analizadas por expertos del medio ambiente, otros en experiencias interpersonales, connotados árbitros del planeta tierra;  donde seguramente los observatorios en el valle del esquí aprecian mejor el "espectro estelar de la indolencia". La gente se regocija en el agitado mundo que se nos presenta,  comprando, acumulando bienes; ya que su desesperanza no es escuchada por los líderes mundiales. Se caen aviones, mueren miles de niños, guerras y la "indolencia" dice: "otro vez más".  Vivimos en una apatía que se nos transmitió por la inercia de los líderes que no lideran.  Vienen los "drones"(aviones no tripulados) a dejar un paquete pedido "online" y otro disparando en una guerra en algún lugar del mundo.  Somos aniquilados por superficialidad que va minando nuestro instinto más puro como la COMPASIÓN.    Imaginemos a Churchill, Eisenhower, Reagan, Thatcher Mandela, Sor Teresa de Calcuta y Maya Angelou dirigiendo los destinos planetarios con la visión profunda de formar grandes equipos de trabajo, para devolver a la tierra  los telescopios observantes que encuentren el brío perdido.   

miércoles, 23 de julio de 2014

SIENTO EL PARAÍSO EN TU VOZ




Siento el paraíso en tu voz,
esa lejanía dispersa que nunca oscurece tu belleza;
siempre tu voz en la osadía vibración que no estás más allá
de mi distancia;
repertorio de una luz que atraviesa todos los muros que
nos anunciaron que no había final.

Esa voz en la profundidad,
escondido revuelo de tu apreciar,
apreciar que tu resonancia destila la fibra óptica que las mareas
regalan,
una suave bruma recubriendo ese sonido a lo lejos,
te escucho,
la marea hoy me dijo que no me olvidas un segundo.
Ese despertar,
ahí  está tu pensar;
ese anochecer,
ahí  está tu repensar.

Estampada en la soledad de mi pensamiento,
arrastrada por esa fuerza que relaciona tú ser con el mío,
te adoro,
adoro evocar el desgarro de tu presencia.
Al final esa voz me recuerda no hay más fuerza que traerte
a mi lado,
voz de mi vida te escucho sin reservas.










lunes, 21 de julio de 2014

JORGE LUÍS BORGES, OBRAS COMPLETAS II "La Aventura y el Orden"



"LA AVENTURA Y EL ORDEN"

Dice Borges:  "La Aventura y el Orden a la larga, toda aventura individual enriquece el orden
de todos y el tiempo legaliza innovaciones y les otorga virtud justificativa."

"Toda aventura es norma venidera, toda actuación tiende a inevitarse en costumbre.  Hasta los
pormenores del cotidiano vivir -nuestro vocabulario al conversar con determinadas personas, el peculiar linaje de ideas que en su fragilidad frecuentamos- sufren ese destino y se amoldan a causes invisibles que su mismo fluir profundiza.  Esta verdad universal lo es doblemente en lo atañadero a los versos, donde la rima es hábito escuchable y en que los cíclicos sistemas de estrofas pasan fatales y jocundos como las estaciones del año..."

"La Aventura y el Orden... A mí me placen ambas disciplinas, si hay heroísmo en quien las sigue.  Que una no mire demasiado a la otra; que la insolencia nueva no sea gaje del antiguo decoro, que no se ejerzan muchas artimañas a un tiempo.  Grato es el gesto que en una brusca soledad resplandece; grata es la voz antigua que denuncia nuestra comunidad con los hombres y cuyo 
gusto (como el de cualquier amistad) es el de sentirnos iguales y aptos de esa manera para que nos
perdonen, amen y sufran.  Graves y eternas son las hondas trivialidades de enamorarse, de caminar, de morir."

A pesar que en el escrito "La Aventura y el Orden", Jorge Luís Borges hace como referencia a la escritura, y más precisamente a la poesía, podemos tomar sus reflexiones para regocijarnos con la vida misma, con el arte de la palabra en sí;  la cual a través a su magia imaginativa nos conduce a muchos causes de la vida misma. 

Cómo no tomar la "aventura" de un nuevo día que se avecina con "orden" en un tiempo establecido, pero que nos sorprende a diario con imponderables que fuera de todo "orden" lógico se escapan de nuestra planificación...Los versos aventurados y esa pasión de encantar con los palabras lo volvemos a ordenar después de un repaso... Ese "orden" nos genera gran alegría de ver esa melodía terminada.  Los días  nos traen la "aventura" de ese viaje tan esperado, doblar por esa calle desconocida y encontrar una estatua majestuosa y una fuente  iluminada de colores, esa pareja sonriendo en un café.  La "aventura" de conocer a esa persona que con una mirada traspasó nuestra alma...¿Salimos hoy?.  -Te quiero conocer más-.  El "orden" se nos desordenó pero nos regaló fulgor... Esa amistad que perdona,  y en su profundidad  recurre al silencio y por años recupera los mismo momentos que les vio nacer... Como dice Borges tanto por "La Aventura y el Orden", "que una no mire demasiado a la otra";  dejarlas que fluyan sin atropellarse pero con la fineza de una buena sinfonía.